domingo, 3 de agosto de 2014

CUAL LATIDO APAGADO Y PRISIONERO


Fotografía: Araminta Gálvez
El tiempo es artilugio del destino
implacable y certero cuan centella
que destruye con frágil desatino
el palpito del hombre y de la estrella.

Avanza con constancia y persistencia
midiendo y contemplando el desvarío
que el reloj con sus ansias e insistencia
arrastra a cada instante como un río.

El tiempo es malicioso y traicionero
desprendiendo la vida en un instante
como si el existir fuera un enero

obligado a irse a pique con levante
cual latido apagado y prisionero

el tiempo de la vida, no es distante.