jueves, 24 de julio de 2014

UN DELFÍN ME ATRAVIESA EL PENSAMIENTO




                                                           
                                                           Impávidas, 
Fotografía: Araminta Gálvez
las nubes abrazan el cielo de un extremo al otro de mis ojos. 
Cabalga el horizonte sobre el lomo del mar, lamiendo abismos y descorche de espuma. 
Un delfín me atraviesa el pensamiento 
salpicando con sal 
y ternura mi alma.
El cangrejo  atrapa sueños y arena con sus tenazas de intentos. 
Y me bebo el día todo, como si de eso dependiera la salvación del instante cumbre del sol. 
 Acojo la llovizna de pájaros que arremeten mis sueños con vuelos. 
Mi lengua se congratula con la fiesta de sensaciones inauditas que surgen entre nuestras bocas. Y entonces...
conquisto el infinito de posibilidades de tus ojos,
 e ilumino el universo entero
 con el ímpetu de la luciérnaga
 herida de luz
 y oscuridad.