miércoles, 7 de mayo de 2014

NÁUFRAGA DE LUZ

Fotografía: Araminta Gálvez
Aprieta el paso, la tarde, náufraga de luz,
hiriendo mi alma,
la bruma
desaloja el estío,
Acuna entre su pecho la tórtola al pichón
                    cenizo de trinos
y ausente de vuelos.

Arden los gladiolos  y los lirios en el recuerdo del verano
aquel,
que se volvió espejismo.
Las hormigas beben la lluvia en la ventana del día
y me hundo en la añoranza
del recuerdo de tus ojos
dibujándome
con hambre
la ternura.
               entonces,
                          desenredo el silencio de mi boca
                           y canto tu cuerpo
                                    con mis manos
                                            llenas

                        de tu ausencia.

mayo 07,  2014