miércoles, 27 de marzo de 2013

SIN TÍ


Arropé con mis ojos tu silueta
desvanecida apenas en la tarde
arrebujando penas y un cometa
flotando por el viento sin alarde.

Te vi partir cayéndome a pedazos
al separar tu vida de la mía
de nuestro amor sintiendo los retazos
desvanecerse en medio de agonía.

Tú me dejaste hiriéndome de muerte
sin sospechar siquiera que mi vida
es barco sin orilla, sin presente,

que muero poco a poco consumida
que ya no tengo paz, que estoy sin suerte,

que ahora estoy sin ti, muy desvalida.