lunes, 12 de enero de 2015

ACOMPAÑADA POR LA TARDE

Fotografía: Araminta Gálvez
La tarde sabe a pan con mantequilla derretida entre la boca,
boca sabia que se entrega sin condiciones al beso,
beso que amarra el cielo con la tierra,
tierra que acoge en su seno la semilla,
semilla que se abre con estruendo de vida,
vida que alivia el palpito de la luna y de la hormiga,
hormiga que serena avanza
acompañada por la tarde.