jueves, 15 de mayo de 2014

DE LLENA A CUARTO MENGUANTE



Fotografía: Araminta Gálvez
La luna me enamora con su brillo
sereno, contundente y misterioso
que acecha con cautela cuando el grillo
entona sus canciones afanoso.

Agita las mareas con su instinto
de cortejo profundo y consistente
que arrastra con el viento en laberinto
los mares con su ímpetu ascendente.

Crece la luna llena entre mis ojos
voluptuosa, potente y encendida
hiriendo sin querer con sus abrojos

y anunciando serena su acogida
si entre cuarto menguante  con sonrojos
yo  le pego indiscreta una mordida.