lunes, 28 de abril de 2014

NIDO DE PALABRAS

Fotografía: Araminta Gálvez

Se abre al día, el nido de palabras
con vértigo de pálpito 
y ceniza 
orillada 
al precipicio 
del futuro.
La vida se reporta en estallido oblicuo y profundo
de mar
maduro.
Se atan los ojos como imanes ciegos
y los deseos deliran
encandilados de oscuridades.
Las comisuras crujen
en los oídos indiscretos
del silencio.
Y se hacen una,
la furia con la calma
mientras  el alma afuera
presiente colibríes
sobre las flores
desfachatadas  en rojos
de escándalo y furor.