lunes, 18 de marzo de 2013

LEVANTE CON LOS OJOS EL VUELO


.Abrí la vida con los ojos depositados en el asombro.
La luna me      bañó con su luz… descorrió mi risa… y reconoció las líneas de mis manos.
Me arrullaron las hormigas con sus zancadas de urgencias trotando por la maleza.
Los pájaros cayeron al suelo suspendidos por sus alas.
Los levanté con mis ojos y volvieron a caer.
Estalló la ausencia por doquier.
Los sueños asaltaron mis rincones con desconciertos y promesas.
Aprisioné mi vida con el índice y el pulgar y dejé que los aguaceros me acariciaran el cuerpo.
Puse chocolate en la punta de mi nariz y saboree las madureces de las frutas.
Era invierno. El sol se afanaba en sabotear a la lluvia con chispazos de arco iris. Y el escándalo de reflejos se bebió a sorbos la humedad.

Encendí entonces la luna y surgí como Ave Fénix de entre las cenizas de mi historia. Me conté las costillas y no me faltó ninguna. Se renovó entonces la palabra en la boca del destino, mi vientre creció contra todos los pronósticos y la vida se me desgranó prodigiosa por el cuerpo.