viernes, 19 de septiembre de 2014

¡QUÉ ALEGRÍA, HOY ES DOMINGO!

Fuente: http://informacionactual.com/actualidad/de-que-trata-langosta-hangouts/page/19/


La mesa está puesta y los cinco niños la rodean expectantes. Hoy tienen la esperanza de saciar el hambre que se les ha acumulado en sus estómagos por demasiado tiempo. 

¡Qué gorditos están sus muchachitos! Escucha decir Juana a sus vecinas cuando se refieren a sus hijos. Ella no dice nada,  solo esconde su mirada en la tristeza. La comida nunca se multiplica en su casa y ya está harta de dividir y dividir y dividir para que todos alcancen un poquito. 

¡Pero hoy la mesa ya está puesta!  ¡Es domingo y es un día muy especial! ¡Es un día de fiesta, porque hoy, justamente hoy, comerán tortilla de huevo! 

Las gallinas pusieron  huevos así de grandes. Los maravillosos domingos son días de fiesta y de huevo. 

Desde el día anterior, los chiquillos esperan este momento con ansias. Casi no pudieron dormir por el concierto en sus tripitas y por la ilusión de que amaneciera ¡Ya! Los chiquitos se despertaron más temprano y ya rodean la mesa. Expectantes. Ojalá y todos los días fueran domingo, piensan. 

El  maravilloso olor de la tortilla sale de la cocina  para alegrar sus narices y Juana llega con el sol amarillo derrumbado en el plato grande. Lo coloca en el centro y toma el cuchillo. Los ojitos se abren imaginando el pedazote que les tocará. Cuatro huevos entre siete personas nunca es suficiente. El hambre tampoco podrá ser saciada esta vez.